La alegría de la vida

“I don’t think of all the misery, but of the beauty that still remains.”

― Anne Frank, The Diary of a Young Girl

“I’ don’t think of all the misery, but of the beauty that still remains.”

La alegría es una actitud mental intrínseca que nos hace sentir vivos y equilibrados.  Apoya las capacidades de apreciar, contemplar y agradecer. Produce placer y felicidad, es un sentimiento grato que nos obliga a ver el lado positivo y gracioso de las cosas. La asociamos con una variedad de emociones, que incluyen satisfacción, asombro, gratitud y goce. La alegría es saber que creas la vida a tu manera. Cuando estas alegre sientes que tu vida esta completa y te sientes satisfecho, fluye en ti la inspiración, la creatividad y el conocimiento. Tu vida se vuelve una gran aventura donde aprecias el camino que vas recorriendo.

La alegría es productora de bienestar general, aumenta los niveles de energía y te guía hacia tener una disposición a la acción constructiva. La alegría es una actitud, una predisposición a aceptar la realidad como es y entregarse a ella sin ponerse a la defensiva y necesariamente intentar cambiarla.

La alegría nos ayuda a hacernos amigos de las dificultades y enfrentar el sufrimiento con ecuanimidad y compasión. Tenemos una capacidad de alegría y una capacidad de encontrar alegría en la felicidad y el éxito de los demás. Ayuda acelera los procesos de recuperación, cicatriza más rápido las heridas, mejora las relaciones, favorece los vínculos, nos hace felices y nos permite ver el lado bueno que tienen todas las cosas. Nos volvemos empáticos, más compasivos, abre puertas, deshace rencores y resentimientos, permite olvidar las penas y minimizar las adversidades.

Encontrar alegría en la felicidad de los demás es una manera para evitar el resentimiento, disminuye nuestra propia sensación de carencia y mitiga nuestra tendencia a la envidia. Cuando liberamos nuestras mentes y corazones de la envidia, el resentimiento, la codicia y el juicio continuo, realmente podemos apreciar nuestro propio bienestar y el de los demás.

La alegría, como la atención, la amistad y la compasión, es una intención, un ejercicio y una práctica. Se puede convertir en hábito, nos ayuda a aumentar la autoestima. Nos permite disfrutar de las cosas pequeñas y cotidianas de la vida. Es vivir intensamente el presente, el momento aquí y ahora.

Fomenta cada día, a cada momento, los sentimientos de aceptación, de conformidad, de felicidad y alegría de la realidad cotidiana, sea cual fuera. La alegría será siempre tu fiel compañera cuando se convierta en hábito el descubrir siempre el lado bueno y positivo de las cosas. Aprende a no perder ni un instante en lamentaciones y quejas inútiles sobre algo que es irremediable. Acepta lo irremediable ya que, una actitud negativa, de desaliento por algo que no tiene solución, te quitará la alegría de vivir.

Convierte la alegría en tu fiel compañía de tu vida, ya que es, sin duda, el ingrediente principal para tu bienestar físico, mental y espiritual. Deja que tu corazón se abra a la experiencia de la alegría de cada momento simple y cotidiano de tu vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s