Reto 21: días de calma.

Sexto día:

Crear esculturas con barro te ayuda a relajar la mente y aumenta la concentración. Desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche estamos todo el día conectados con la tecnología. Utilizar el barro nos ayuda en cierto aspecto a despejarnos y tener un poco de la naturaleza en nuestras casas. Esta actividad nos mantiene aquí y en el ahora, nos ayuda a aumentar la creatividad y a mejorar la autoestima. Crear cosas con nuestras manos fomentan autonomía. También favorece el desapego de las cosas materiales, cada vez que trabajas con el barro este va cambiando y percibes como se va transformando según los vas trabajando.

En algunas megatiendas venden un “kit” para que los niños comiencen a trabajar con el barro. Trae bastante barro y pintura como para hacer varias cerámicas. Esta actividad además añade un gran valor a la unidad familiar.

¡Déjanos saber cómo te fue en este sexto día!