Reto: 21 días de calma

Tercer día

Y si pintamos un poco.

Pintar mándalas es una de las múltiples técnicas de relajación orientales. Esta es una expresión del alma, por lo que no tienes por qué seguir guías de colores. Esta actividad te ayudara también en tu proceso de concentración.

Déjanos saber cómo te fue en el tercer día.